Facebook Twitter Google +1     Admin

El valor

20140701041640-sant-jordi.jpg

Me siento raro escribiendo esto, es la primera vez que escribo algo que sé que va a ser leído por la persona mentada en mi entrada, es extraño, pero últimamente hago cosas que jamás pensé que fuera a hacer, en principio pensé que pudiera ser una pérdida de identidad, pero ahora veo que quizás haya perdido la cobardía, que si se encuentra a la persona que de verdad lo merece, todas las trabas son pocas, de hecho, me encuentro escribiendo esto a estas horas, por un escollo tan importante que no sólo no me deja dormir, sino que ni puedo mentarlo en mi propio diario, pero toda lucha se me antoja nimia, no hay dragón que me amilane, pues no hablo de rescatar una princesa, sino mi reina, la que me completa y me hace sonreír, la persona cuyas sonrisas son mi sustento

Si una palabra pudiera describir esta relación, es sin duda el valor, el que hizo que diera un paso preguntando a un amigo su nombre, a otra amiga si tenía novio, a esa misma amiga su teléfono, sin miedo a las represalias o a los chismorreos, sin miedo al fracaso o al ridículo, siempre he visto algo en ella, esa sonrisa implacable ante la adversidad, siempre emanando paz, un remanso de bondad en una tierra de serpientes... cuando creía que el valor estaba en su tejado, cuando yo creía que ella tenía que afrontar su enclaustramiento, liberarse de la jaula, esa jaula que yo había abierto furtivamente, ese vuelo en el que salio al bosque, en el que disfruto del mundo y que se dio cuenta de que sólo era un paseo, que no existen días suficientes para recorrer el vasto mundo. Ese hermoso pájaro, no podía alzar las alas porque son tan largas y hermosas que no caben desplegadas en su cárcel, hoy oprimio los barrotes, tanteó el cerrojo con fuerza, hoy sabe que su salvador está dispuesto a todo, que ese bello animal no puede ser enjaulado, que ha tomado el pulso de su valor, que no importa lo resistente que sea ese confinamiento que vivir en una jaula es morir triste aunque cómodo

No dejo de descubrir cosas buenas en esta persona, como ya la dije, siento avidez por conocerla más, me da miedo lo que pueda encontrar, es demasiado perfecta, espero encontrar algo malo sólo para poder verificar que no es un sueño, que no es una cruel broma del destino, cómo no iba a afrontar todos los obstáculos posibles por semejante recompensa? Creo haber dicho esto antes, pero cuando la meta es la felicidad, todo esfuerzo es poco

01/07/2014 04:16 rincondetotti Enlace permanente. sin tema

Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris