Facebook Twitter Google +1     Admin

Echar una mano

20101006211708-fractal-mano.jpg

Y es que, cuánto se necesita en algunos momentos que te echen una mano! Sin ir más lejos, lo he requerido hace poco, me he querido encerrar en mí mismo, torturándome, para no estropear a ningun amigo la velada, pero ellos se han resistido a ello, han insistido en darme ese empujón, en ayudarme a eludir el escollo, a pesar de poder perder una tarde, sé que la mayoría no leerá esto, pero gracias a todos ellos

Y es que hubo un momento en el que lo creía vencido, porque ya no estaba deprimido, ni molestaba a la gente con el tema, pero seguían en mi cabeza sentimientos enfrentados, rabia por lo que no se me dejó decir y pena por no haberlo visto antes, por ser tan tonto y ciego...

Pero se sabe cuando se supera un mal trago(esta vez no hablo de garrafón, sino de los que duran más, jeje), en el momento que se puede recordar el suceso desde otros puntos de vista, objetivamente y es más, cuando no se rememora constantemente, sino eventualmente, como cualquier otro suceso importante, bueno o malo, cuando se vuelve a reír con ganas, cuando uno se ilusiona de nuevo, en el momento que se disfruta de nuevo un fin de semana y uno es capaz de volver a divertir, a hacer sonreír, a vivir

Cuando una mano pueden llegar a parecer muchas más...

De nuevo, gracias

06/10/2010 21:17 rincondetotti Enlace permanente. sin tema

Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris